Eficaz, justo, estable y conforme a reglas

El despacho automático de personal (APD) optimiza los programas de turnos y acelera así la planificación y la coordinación. Los objetivos de optimización se pueden configurar libremente y ponderar entre sí: los coordinadores pueden determinar así las relaciones que desean entre la conformidad con las reglas, la rentabilidad, la estabilidad del servicio y una planificación de turnos satisfactoria para los empleados. Esto permite tener en cuenta numerosos atributos de los empleados como restricciones individuales, preferencias, deseos y planificaciones parciales. Además, se pueden optimizar las secuencias de turnos sin una referencia concreta a los empleados, por ejemplo, para los escenarios hipotéticos.

Mediante complejos algoritmos, APD optimiza las secuencias de turnos basándose en todos los parámetros definidos por los usuarios, completa en caso necesario los días libres y los días de disposición, y asigna automáticamente los empleados individuales. Tiene en cuenta normas de admisión como las especificaciones tarifarias y las disposiciones legales, así como las cualificaciones individuales, las ausencias o las preferencias de turno de los empleados. Durante un proceso de optimización, los coordinadores tienen en todo momento la posibilidad de ver la mejor solución en ese momento sin interrumpir el proceso. Ellos mismos pueden decidir qué resultado de optimización desean utilizar. De este modo se consiguen programas de turnos óptimos.

El despacho automático de personal de IVU.rail:

  • Programas de turnos óptimos gracias a algoritmos matemáticos complejos
  • Configuración libre y ponderación de los objetivos de optimización
  • Consideración de conjuntos de reglas, cualificaciones y preferencias de los empleados
  • La distribución de turnos automática entre el personal facilita la coordinación
  • Consulta de la mejor solución actual en todo momento